Ene / 15 / 20

FOTOGRAFÍA

Testigo de la violencia en Colombia

Lo primero que el visitante percibe al salir de cada una de las salas que hacen parte de la exposición El Testigo de Jesús Abad Colorado, es que las palabras lo abandonan, por más que se quiera articular un pensamiento las frases no llegan, no fluyen, no salen. Al igual que el resto de los sentidos, las palabras están perplejas del nivel de monstruosidad alcanzado en Colombia.

Fotos y textos: Andrés Quintero

El resto de palabras van saliendo con los días, el resto de pensamientos se terminan de articular y empiezas a asimilar qué fue lo que viste en la muestra de Jesús Abad.

Un pueblo de más de 7 millones de personas que pobló los caminos y trochas de Colombia huyendo de las balas, del odio de los señores de la guerra. Un pueblo solo superado por Siria en nivel de desplazamiento.

Así de hijueputa es la cosa, solo nos gana Siria en desplazamiento forzado»

Te conviertes en testigo de la infamia que quemó todo un pueblo, que llenó y sigue llenando nuestros ríos de Petróleo, que según le sirva, habla de paz o de guerra. Una infamia llamada ELN.

Asimismo, eres testigo de un pueblo que murió al interior de una Iglesia orándole a su Dios que los protegiera, que los hiciera invisibles. Al final, la infamia llamada FARC les lanzó un cilindro, esa otra infamia llamada AUC volvió a los días a terminar la faena de violencia en el Atrato chocoano.

En este punto de la exposición y aunque ya no lo quieras, también eres testigo de las fosas llenas de vidas desaparecidas, de los hornos encargados de desaparecer cualquier rastro de humanidad…y lo más triste en este punto, es percibir que agentes del Estado, están involucrados en esta danza macabra.

¿Quién nos cuida de los que nos cuidan?»

Finalmente, eres testigo de la esperanza, de ese clamor que por generaciones le hemos enviado al de Arriba con la esperanza que nos escuche, eres testigo de esa ilusión llamada PAZ. Y sabes que es ilusión porque también eres testigo de la violencia que trajo consigo esa paz, en la que la vida de casi mil líderes sociales se ha ido apagando ante los ojos estupefactos de todos los que hacemos parte de este raro y violento país llamado Colombia.

La verdad desde la que yo trato de acercarme es la de las víctimas, esas personas que han estado perdiendo constantemente…»
Jesús Abad Colorado.

Hasta el 23 de febrero del 2020 puede asistir a esta expo en el Claustro de San Agustín, ese increíble espacio que la Universidad Nacional rescató y que tiene una ubicación paradójica, justo al lado de la Casa de Nariño, lugar en el que habita un gobierno que se niega a reconocer el conflicto y las víctimas que día a día aumenta nuestro deshonroso lugar en el orbe.

Claustro de San Agustín: Carrera 8 No. 7-21.
Octubre 20 de 2018 a febrero 23 de 2020
Horario: Martes a domingo de 10:00 a.m. a 5:00 p.m.
Entrada libre.
Producida por la Universidad Nacional de Colombia.

Por Andrés Quintero

Posts Relacionados

Fotografía
post
Jul / 07 / 20

Colombia es Tasajera

Hay que tener varias lagrimas disponibles para poder oprimir el obturador en este lugar. No suelo hacer esto pero tampoco puedo desconocer los matices más…

Fotografía
post
Jul / 06 / 20

Recuerdos del “General Sandúa”

Don Aníbal Muñoz, más conocido como el “General Sandúa ó “Ángel de la Paz”, un personaje icónico del centro de Bogotá que llegó a la…