Jun / 25 / 20

CULTURA ALTERNATIVA

Manual para ser un buen aliado de la población LGBTI

“Eres un un ángel, Juanita” fueron las palabras que le dijo Amparo Grisales a Margarita Rosa de Francisco antes de darle un beso en la novela Los Pecados de Inés de Hinojosa en el año 1988. Ese beso desató un escándalo a nivel nacional y también sentó un precedente.

Ariel DragQueen

Por Mar Rodríguez

32 años después, en la novela La Venganza de Analía, en horario familiar y en el mes de orgullo LGBTI, Ana Wills y Carolina Cuervo se dieron un beso en televisión nacional. Aunque las reacciones fueron más amenas que en el 88, aún en la actualidad hay personas que se escandalizan por esto. El mes del orgullo en Colombia empezó bien y se pondrá mejor.

De hecho, 2020 es un año gigante para los derechos de la población sexualmente diversa. Por ejemplo, en Estados Unidos la Corte Suprema decidió proteger a la población LGBTI de discriminación en los ámbitos de trabajo, en Costa Rica se aprobó el matrimonio igualitario y Nickelodeon anunció que Bob Esponja era queer.

En junio se celebra el mes de orgullo LGBTI mundialmente, como un homenaje a los disturbios entre la policía y mujeres trans y drags en el Stonewall Inn, Nueva York, en el año 1969. El 28 de junio estas mujeres –en su mayoría afroamericanas– le dijeron a la policía que era suficiente discriminación, atropellos, maltrato y violencia, y al siguiente día, la población sexualmente diversa salió a marchar por primera vez en la historia. En muchas ciudades del mundo se hace una marcha para celebrar la liberación queer, pararse en contra de la opresión y de la violencia, y para apoyar esto no necesariamente hay que ser parte de la población.

Aunque la emergencia por el coronavirus significa que las marchas de orgullo no van a poder pasar este año, hay otras formas de celebrar. Por eso, le preguntamos a personas del espectro queer cómo ser un buen aliado hetero en este 2020. Aquí unas historias, unos tips para ser más abiertos, bajarle a los prejuicios y ser más inclusivos.

Felipe Cárdenas, Presidente de la Cámara de Comerciantes LGBT

“La diversidad fortalece un entorno familiar y laboral porque en la diferencia hay poder, fortalece las discusiones y los puntos de vista”

Para Felipe, parte de la labor de un aliado hetero es buscar aquellas organizaciones sociales, marcas, entidades sin fines de lucro y empresas que estén apoyando las causas de diversidad, y apoyarlas a través de publicaciones, uniéndose a los foros virtuales y compartiendo mensajes clave. Estos mensajes, además, se deben difundir con la familia, amigos y conocidos y hacerles saber que “la diversidad es importante”.

Conocer a una persona sexualmente diversa es muy probable, entonces cuando una persona heterosexual decide advocar por la población “tiene un doble impacto, porque no solo se apoya la causa queer, sino que se reconoce un respeto, inclusión y un valor en el concepto de diversidad, que termina por mandar un mensaje poderoso al entorno de cada persona”. Sin embargo, para lograr derribar estereotipos, todo debe ir acompañado de una pedagogía que no esté ligada a un componente ideológico, sino a un lenguaje exacto, una terminología adecuada y ejemplos concretos.

Juanita Suzunaga, CEO Proudly
La empresa de Juanita hace eventos y matrimonios para la población sexualmente diversa, aunque ella no es parte de la población, sí se considera una aliada heterosexual. Para ella, “las personas hetero suelen tener un punto de vista de la población que parte de comentarios y estereotipos” como por ejemplo: todas las lesbianas son machorras, los gays son afeminados o hay más probabilidad de que un gay tenga VIH.

“Así como sabemos de historia mundial, deberíamos saber de historia LGBTI, para tener un punto de vista sólido, educado y entender el por qué de lo que pasa en la población”

Proudly colombia

Lo más importante va más allá del mes del orgullo, se trata de cambiar lo que tenemos preconcebido en el discurso y pensamiento. Juanita recomienda crear talento diverso en las empresas, corregir a las personas que están siendo ofensivas o creando estereotipos, y finalmente, no permitir espacios de discriminación dentro de los círculos laborales y de amistades.

“Si le salen con el argumento de que ser LGBT no es “natural”, dígales que más de 1.500 especies de animales tiene un comportamiento homosexual”

Miss Ariel, drag queen
A Simón siempre le gustó la princesa de Disney, Ariel (es decir, la Sirenita), entonces en grado 11 en el colegio decidió disfrazarse de la Sirenita y le encantó porque fue como una liberación. Entonces, Simón empezó a investigar más de pelucas, maquillaje, disfraces y en 2013 se trepó por primera vez en halloween bajo el nombre de Ariel.

Drag queen

Sus novios no eran amantes de que él se drageara en las fiestas, a raíz de eso, le agregó el Miss a Ariel, porque “soy eternamente soltera, no necesito a ningún man para hacerme feliz, ella (Miss Ariel) nunca se va a despertar a decirme ya no te amo”.

Ser drag queen en un país como Colombia, cuenta Miss Ariel, es un acto político, performativo y artístico, “porque tumba por completo los roles de género que nos imponen”.

Por ejemplo, maquillarse, ponerse tacones, ponerse vestidos, no tienen que ser acciones que solo las mujeres hacen. A Miss Ariel le gusta escuchar a las divas del pop como Cher, Madonna o Shakira mientras se maquilla y se prepara para la fiesta.

Para ser un buen aliado hetero, Miss Ariel recomienda “usar la voz para educar en lo que significa ser LGBTI. Hay una diferencia entre transgénero, travesti y drag queen, por ejemplo. Esto genera un impacto y eventualmente un cambio”. Para ella, hay gente que no entiende qué es la población sexualmente diversa simplemente porque no le han explicado, además la información incorrecta se puede desaprender. Si eres un aliado hetero, no es necesario que salgas a marchar o que debas hacer activismo todo el tiempo, “son las pequeñas acciones las que a largo plazo generan cambios muy grandes, no las subestimemos”, cuenta Miss Ariel.

Valeria Ruiz Bonilla, mujer trans activista y conferencista
Para Valeria, las personas transgénero tienen una visión diferente y amplia del mundo porque han tenido la experiencia de vivir “asumiendo un género que no corresponde”, por tanto, una persona trans es una persona con una diversidad enorme y con una historia de vida interesante.

Valeria Ruiz LGTBI

Aunque cree que el activismo para las personas trans no se puede hacer desde la perspectiva de una persona hetero, sí cree que es posible ser un buen aliado. “Nosotras tenemos muchos grados de tránsito y encasillar estos grados a veces es imposible, por eso, ser un buen aliado es dejar que las personas trans seamos lo que queramos sin ponernos etiquetas, estereotipos o querernos hacer entrar en moldes”, cuenta Valeria.

Alejandro Michells, activista y parte de la Mesa LGBT Bogotá
Según Alejandro, a la gente le da miedo apoyar a la población sexualmente diversa porque van a decir que pertenecen a ella. Por ejemplo, cuando en la novela de la Venganza de Analía se besaron dos mujeres, él empezó a ver las reacciones de las personas en redes sociales y “la gente estaba aterrada, puede ser, por el tema religioso. Pero aún hoy en día hay reacciones muy fuertes. Igual me parece muy chevere que haya pasado en el mes del orgullo”.

Para ser un buen aliado hetero, Alejandro recomienda ir y apoyar la Marcha Virtual LGBT el 28 de junio desde las 2 de la tarde por Youtube. Asistir a los eventos de la población le da más eco a lo que ocurre dentro, lo bueno y lo malo.

Zay Cardona de @MariquismoJuvenil
Lo primero es dejar de pensar que cuando una Marica ataca ciertos valores de la HeteroNorma es porque quiere quitarles algún derecho a los Hetero e imponer una dictadura marica.

Lo segundo es dejar de pensar que todes somos iguales. A mí ese discursito de que todos somos iguales me sabe a mierda porque no todos somos iguales, debemos aprender a reconocer nuestras diferencias.

Lo tercero es aprender por su propia cuenta, hay mucha información y muchos medios para informarse, y si aún le queda alguna duda pues pregunte, a mí me llegan muchas dudas y con mucho gusto las respondo. Pero chica existe Google, y no es por sonar como Sergio Fajardo, pero si buscas “Cis hetero” o “Asexual” salen 80 páginas distintas.

No seas JBalvin diciendo “sino me educan como voy aprender”.

Ser un aliado hetero es una labor de todos los días, educarnos para educar es importante, al igual que apoyar los eventos y las iniciativas de la población sexualmente diversa. La población queer fluye en un espectro amplio que a ratos no nos detenemos a mirar.

Por Mar Rodríguez  

Posts Relacionados

Cultura alternativa
post
Ago / 13 / 20

Crónica: así fue volver a un museo de Bogotá

Al final algunas opciones para que vuelva a visitar los museos y galerías en vivo y directo. Por Mar Rodríguez Nostalgia…

Cultura alternativa
post
Ago / 06 / 20

Breve historia de las 20 localidades de Bogotá

Una breve historia de la capital, desde el nombre de sus localidades.