EXPOSICIONES

Opulencia y abandono

Mar / 28 / 19

10:00 AM

La presentación (Calle Estanco del Aguardiente No. 5-63, Cartagena de Indias)

Precio: Gratuito

En la ciudad de Cartagena, se vivió directamente el valeroso enfrentamiento de la ilustración contra la esclavitud y como consecuencia, después de muchos siglos, hoy se vive una desvalorización y  desconocimiento casi absoluto de los aportes culturales de parte de las minorías. Creado una confrontación histórica, cultural y social con la raíz de la inequidad en todos los sentidos.

Esta revelación en los escenarios físicos es donde se entrelazan la opulencia y abandono, cuestionando la estética del todo, hasta encontrar la belleza en lugares, objetos y personas  en los dos extremos de abundancia y escasez. El observador es en este caso el símbolo de acumulación material y estatus.

Esta exposición consta de 4 salas, en las que 7 artistas expondrán diversas temáticas y técnicas. CAMO (sala 1) con su fotografía, crea una narración por medio del estudio sistemático de la etnia y cultura a través de una combinación de ficción, documental y moda.

Laura Castro (sala 2) recrea viviendas humildes que son pintadas en sus fachadas con colores vivos para dar una mejor apariencia a la realidad misma, de igual manera con su instalación representa la teoría de las ventanas rotas.

Olga Burgos (sala 2) hace una fotografía documental de áreas en las que se encuentran comunidades en abandono, pero  que la libertad del paisaje, crea una sensación de riqueza absoluta.

Aníbal Gomescásseres (sala 3) por medio del uso de recursos tecnológicos representa su visión de sociedades de consumo, de banalidad y excesos por medio de una sobrecarga de elementos en la composición.

Sebastián Cáceres (sala 3) expone la fotografía de lugares que fueron grandes salones, pero que hoy son una ruina. Cuestiona la transformación de la belleza y la atracción por otros valores que se sienten en estos espacios.

Edward Rico (sala 4) representa el concepto del salario, por medio del material usado en la elaboración de su obra, que es la sal; siendo éste determinante a la condición de tener o no tener.

Juan Carlos Amaya (sala 4)  propone por medio de íconos de la música y celebridades, representar el extremo de la opulencia con una técnica de micro cubos que representan un mundo pixelado.

El recorrido apunta al camino de lo que puede ser cambiado y transformado sin tener una obligación de ser padecido. El abandono humano no es un destino que debe ser soportado sino una posibilidad de cambio.
Curador: Andrés Linares-Guerrero

La exposición se puede visitar de lunes a sábado de 9 a.m. a 8 p.m. en el Centro Histórico de Cartagena, Calle Estanco del Aguardiente 5-63.
Entrada Libre.

Abierta al público hasta el 25 de mayo