EXPOSICIONES

Con un pie en la tierra, Iñaki Chávarri & Adriana Rosell

Sep / 12 / 19

8:00 AM

Sketch Galería (Cra 23 # 77 – 41)

Precio: Gratuito

La muestra presenta el trabajo de Iñaki Chávarri (Madrid, 1982) y Adriana Rosell (Caracas, 1988) hecho ex profeso para la ocasión: la primera residencia artística en SKETCH. Se trata de una serie de dibujos, esculturas e instalaciones que dan forma a las preguntas: ¿Y si somos un recurso más que la naturaleza utiliza para transformarse? ¿Qué nos hace pensar que el impacto del humano en el entorno no es una extensión de la inteligencia natural? ¿Por qué limitamos la idea de fragilidad ambiental sólo a la naturaleza, entendida como algo externo y dependiente de la especie humana? ¿No es acaso el acto de intentar salvar el planeta una postura profundamente egoísta?

Los geólogos han clasificado la vida de la tierra en varias eras. Ahora estamos en el Antropoceno, donde el ser humano se convierte en una fuerza geológica con el poder de generar impacto y transformaciones sobre el planeta, poniendo de nuevo a nuestra especie como el agente protagonista del entorno. En la búsqueda de otras perspectivas, “Sheila Jasanoff propone el término de coproducción, donde los órdenes sociales y naturales no están separados, sino que se determinan y coproducen el uno al otro”[1]. Por ejemplo, se reconoce al río Atrato como sujeto de derechos en esa actualización de paradigma. [2]

En consecuencia, pensarnos desde otro lugar implica relacionarnos con las circunstancias (visuales, conceptuales, físicas) humanas y no humanas del entorno de una manera diferente para crear acuerdos que nos permitan transcurrir en la Red de Vida [3], donde ningún hecho puede considerarse como un elemento aislado.

Desde esta perspectiva, las prácticas de los artistas se resignifican y nos invitan a cuestionar nuestra manera de existir en el mundo. Por un lado, Rosell nos deja ver la fragilidad y posibilidad de transmutación de los paisajes como el páramo. Ella reivindica lo pequeño como valioso en un mundo interrelacionado, para decirnos, en definitiva, que no existen elementos solitarios, protagónicos o inmutables. Chávarri, por el otro lado, pone en duda la escisión naturaleza-humanidad y propone situaciones que señalan la fragilidad de la especie humana intentado generar una tensión corporal propia de la amenaza.

Con un pie en la tierra pretende afectar nuestro pensamiento como humanos e intenta llevarnos a controvertir nuestro rol como especie y, finalmente, a reflexionar sobre la civilización autorreferencial que hemos construido.

[1] Everaldo Lamprea. El derecho de la naturaleza. Una aproximación interdisciplinaria a los estudios ambientales. Siglo del Hombre Editores. 2018.
[2] La Corte Constitucional, mediante la sentencia T-622 de 2016, reconoce al río Atrato como sujeto de derechos con miras a garantizar su conservación y protección.
[3] Para Humboldt, todos los fenómenos observables, desde el desprendimiento de una capa de hielo en Groenlandia hasta la huella ambiental de un ciudadano en Bogotá, están conectados en una vastísima Netz des Lebens. Everaldo Lamprea.

«Se trata de una serie de dibujos e instalaciones que dan forma a las preguntas: ¿Y si somos un recurso más que la naturaleza utiliza para transformarse? ¿Qué nos hace pensar que el impacto del humano al entorno no es una extensión de la inteligencia natural? ¿Por qué limitamos la idea de fragilidad ambiental sólo a la naturaleza, entendida como algo externo y dependiente de la especie humana? ¿No es acaso el acto de intentar salvar el planeta una postura profundamente egoísta?

Desde ahí, las prácticas de los artistas se resignifican, invitando desde perspectivas propias a cuestionar nuestra manera de existir en el mundo. Por un lado, Rosell nos deja ver la fragilidad y posibilidad de transmutación de los paisajes, en este caso: el páramo, ella reivindica lo pequeño como valioso en un mundo interrelacionado, para decirnos en definitiva, que no existen elementos solitarios, protagónicos o inmutables. Chávarri por el otro, pone en duda la escisión naturaleza-humanidad y propone situaciones que señalan la fragilidad de la especie humana intentado generar una tensión corporal propia de la amenaza.»