EXPOSICIONES

Carne & santidad, Carlos Mario Argüello

Sep / 26 / 19

8:00 AM

Ato Club Artístico (Cra 49 # 104a – 25)

Precio: Gratuito

«Todo mi proyecto se llama Carne y Santidad y pretende acercarse a la experiencia humana, buscando a través de cada foto, los instantes en que nos acercamos a su magia o nos desintegramos en su esencia.
Es por esto que mi intención es captar el encuentro entre el objeto fotografiado y lo que sucede a su alrededor, dejando en evidencia las manifestaciones que nos representan como humanos, en cualquier momento y en cualquier lugar, haciendo que cada foto se convierta en una voz que nos lleva a descubrir de manera individual, los significados de lo que es carne y santidad, desde la dimensionalidad psíquica, corporal, emocional, familiar, social y espiritual, llevándonos a una reflexión sobre lo que se está mirando o mejor, sobre lo que se deja de mirar. De este modo, mi propósito es reconocer componentes, lugares, momentos y personas, que nos encaminen a mirar lo que se está experimentando y que se van convirtiendo en vestigios del tiempo que hablan desde su propio lugar de enunciación y de lo que nos define.»

«Cada foto que hace parte de Carne y Santidad, quiere mostrar una variedad de rostros, impresiones y momentos, así como también indicios, senderos y lugares, que dejan a su paso vestigios del tiempo y un corpus visual que se acerca al concepto del unheimlich o lo extraño y familiar, donde lo siniestro se hace evidente con el único fin de ayudarnos a comprender nuestra propia naturaleza humana. Esto es primordial a la hora de apreciar cada imagen debido a que estamos reconociendo una mirada transversal en cada foto y que en su conjunto, es un mapa humano y un cuerpo que finalmente eclosiona y que se transforma en un instante que es cada foto y que habla de un momento creado y creador de un universo que presenta la invisibilidad de nuestras acciones y también de nuestras decisiones que nos inhabilitan para abrirnos al mundo y a la vida. Pero que también nos muestra que somos parte del uno y el todo y que en esta medida también somos energía, aliento, voluntad, fibra, ímpetu, dinamismo con la posibilidad siempre latente, de llegar a la plenitud y el júbilo de celebrar cada segundo que respiramos, porque finalmente las herramientas que nos ha proporcionado el universo, hablan del misticismo que nos envuelve, que sustenta nuestra existencia y que debe ser mostrado.»