Mar / 28 / 21

CULTURA ALTERNATIVA

Los nuevos lugares para la electrónica en Bogotá

Tres locaciones, cuatro artistas y un nuevo concepto para la música del futuro.

Por Mar Rodríguez

Desde que la música electrónica apareció en la capital colombiana como una posibilidad de fiesta, se han explorado escenarios que van desde garajes, pasando por terrazas, hasta lofts adaptados como clubes donde las luces cibernéticas, los colores opacos, los materiales brillantes y la oscuridad siempre han predominando.

La música electrónica no se mueve de allí. Empezamos a crear un imaginario de cómo se vería un lugar donde pudiéramos escuchar esos ritmos repetitivos, sonidos industriales y tracks versátiles. Nos hicimos una idea de que la música electrónica equivalía a un espacio crudo y hermético para liberar demonios.

Pero en realidad, los lugares donde aparece la música electrónica son lugares donde se vive un trance lúdico, independientemente de qué subgénero esté sonando. La meta es lograr una energía que suba los grados centígrados del cuerpo, una donde los ravers –solos o acompañados– tengan una interacción intensa con la música y dejen volar la mente.

En febrero de 2021, Ma Wal y Carlos Rizzi hicieron el ejercicio de llevar ese trance lúdico a otras locaciones, unas poco esperadas donde el imaginario de la música electrónica queda destronado y derrotado.

Llamaron al proyecto Ecos de la Sabana y llevaron a artistas a tocar y mezclar en lugares icónicos de la capital. Querían encontrar nuevos espacios para el arte, que la forma en cómo lo consumiéramos saliera de los lugares herméticos donde se hacían fiestas y que cualquier locación pudiera ser un posible lugar para presenciar estos actos en vivo.

El resultado fueron tres videos, en tres locaciones y con cuatro artistas que se cuestionan sobre dónde cabe este tipo de música en Colombia. Fueron producidos por Sabana Records, el sello criollo detrás del proyecto que es liderado por Ma Wal y Rizzi.

Precisamente, fueron ellos dos quienes se encargaron de la última intervención en la que se pararon en la mitad de la icónica Iglesia Nuestra Señora de Egipto, detrás un altar con velas prendidas, alrededor unas consolas y unas cámaras, en frente una mesa con una consola encima. La inmensidad de la iglesia opacaba ese pequeño aparato por donde se crean sonidos electrónicos que luego saldrían a retumbar en forma de eco en los arcos neogranadinos de la nave central.

Después vinieron la biblioteca Virgilio Barco y la Plaza de mercado Paloquemao. En la primera locación, la artista Ana María Romano eligió estar rodeada de agua sobre un piso de concreto. Dio vueltas por la biblioteca recogiendo sonidos que luego mezclaría desde su computador. El resultado fue un video de poco más de 26 minutos donde la artista improvisó y fue encontrando los sonidos que la locación le pedía, en palabras de ella, el paisaje sonoro marcó lo que tocaría.

En la sección de frutas de Paloquemao, Diego Gómez con su proyecto Cerrero, quería hacer una celebración, algo que según él dejamos de tener por la pandemia. Detrás suyo los coteros pasaban, los compradores contemplaban, otras personas solo estaban. Era una celebración al espacio y a los sonidos tropicales que solo se realzaban con las frutas rodeándolo.

La música electrónica, después de todo, siempre ha sido una de resistencia y rebeldía, un ejercicio por buscar la ciudad del futuro después de caer en cenizas, como le sucedió a los clubes donde se acostumbrada escuchar este tipo de música cuando llegó la pandemia.

Sabana Records buscó quitarle a la música electrónica con este proyecto esa cuestión de estatus, de capacidad adquisitiva y de levantar en la fiesta. Son, simplemente, ecos interpretados en vivo que se consumen y aprecian de la manera en la que usted quiera. Ese parecer ser el verdadero underground del 2021.

Los videos y entrevistas del proyecto Ecos de la Sabana los puede ver por acá.

Posts Relacionados

Arte Urbano y Graffiti, Cultura alternativa
post
Dic / 28 / 20

Que no le falte calle: un resumen de nuestra exposición

Se abrió un espacio diferente para la cultura en Bogotá, uno alejado de los museos tradicionales, de las galerías rígidas y de los espacios silenciosos…

Cultura alternativa
post
Nov / 19 / 20

Arte en las calles: recuerdos del 21N

Se cumple un año desde que empezó el movimiento en las calles que agitó a Colombia en noviembre de 2019. Esta fue su…